Relato “Anexo 1” Parte 2

29 marzo, 2019

Segunda parte del relato “Anexo 1”.
Ir a la 1a parte.


5 de junio

Mientras seguimos con las pesquisas intentando averiguar que pasa con algunos colaboradores, los nodos siguen creciendo y ya tenemos La Librería funcionando al 100%, pero entrar en ella requiere tener muchísimo cuidado, la GSN no sólo acecha todas las comunicaciones sino que también controla el consumo eléctrico de cada vivienda, no sería la primera vez que una familia recibe la visita de estos matones cuando ven un consumo elevado de electricidad y a la contra apenas hay tráfico de datos, es siempre aconsejable estar visualizando en segundo plano una película o algún evento en directo mientras se está navegando en nuestra red desde otro dispositivo.

Mirando las estadísticas de La Librería veo con ilusión que la novela “1984” de George Orwell, desaparecida en los medios oficiales desde hace más de 30 años, es lo más consultado a día de hoy. 

22 de junio

Aunque La Librería está funcionando a pleno rendimiento algunos nodos van cayendo, siendo sus responsables detenidos y dependiendo del país donde estén, desaparecen como por arte de magia. No podemos bajar la guardia.

Vivimos como si estuviéramos en una guerra constante, dos bandos, nosotros con la finalidad de conservar el pasado y el poder con la finalidad de alterarlo. 

“Quien controle la información controlará la humanidad” decía mi abuelo y no podía ser más cierto, él fue y sigue siendo mi faro, fue la persona que me enseño que los derechos nunca son dados porque sí, hay que luchar por ellos.

Es muy difícil saber como empezó, si las grandes corporaciones se nacionalizaron o las naciones se privatizaron, pero todo pasó a cámara lenta sin que nadie se diera cuenta, primero con humildes leyes de protección de datos, del copyright, del derecho al olvido y luego vinieron leyes más duras y severas. Sufrimos el síndrome de la rana hervida.

18 de julio 

Durante este mes hemos intentado conectar nuevos nodos pero ha sido completamente imposible, cada vez el cerco se hace más pequeño y creemos que tarde o temprano van a dar con nosotros. Visto nuestro poco prometedor futuro hemos decidido hacer un último golpe y aunque pueda parecer algo descabellado, será la única solución para que todo el conocimiento de la humanidad perdure. 

Marcos habló ayer en nuestra junta semanal el enviar toda La Biblioteca al espacio con la esperanza que alguna civilización avanzada pueda recoger todo nuestro legado y no desaparezca por motivos económicos y de poder. Malik ha sugerido supervisar en las bases de datos de planetas extrasolares y también el origen de señales de radio desconocidas, como la que que se detectó en 1977 en Chi Sagitario.

Por ejemplo, si mandamos estas señales a Chi Sagitario podrían recibirlas en 220 años, aunque se necesitaría más de un año en poder enviar toda nuestra información compactada y codificada a su destino. Es un acto desesperado pero creemos que es la única solución.

Ahora tenemos que mirar cómo hacerlo, por radio frecuencia, impulsos láser o combinar ambas opciones. No creo que tengamos ningún problema en encontrar la mejor forma de hacerlo, varios de nuestros colaboradores tienen experiencia en el campo de la astronomía y seguro que encontrarán la forma, siempre la hay.

Por otro lado debemos de buscar localizaciones lo suficientemente apartadas e inaccesibles para no levantar sospechas, la idea que barajamos es situar nuestras antenas mirando al espacio en el círculo polar ártico, donde ya llevan varios años seguidos con auroras boreales de alta intensidad debido a la gran actividad del sol y que gracias a esto nuestra señal podría pasar desapercibida ante los satélites de la GSN.

Sólo espero que podamos finalizar el proyecto antes de que sea demasiado tarde.

24 de julio 

Hoy hemos hecho un gran descubrimiento que haremos público mañana desde nuestra pequeña red internacional de Internet Libre. Sería comparable a lo que mi abuelo me hablaba cuando era pequeña, cuando un grupo de gente como nosotros publicó en la Internet de entonces documentos secretos del Gobierno de los Estados Unidos, fue un movimiento que hoy sería imposible de repetir por los métodos tradicionales ya que la información liberada no hubiera llegado a nadie debido a los filtros de “seguridad” con los que cuenta la Safe Internet.

El gran descubrimiento ha sido el resultado del trabajo de varios hackers coordinados mundialmente y de un colaborador que desde dentro ha permitido que entráramos en diversas bases de datos del Gobierno de los Estados Unidos y de la NASA, privatizada a día de hoy, donde hemos podido encontrar documentos altamente secretos. 

La finalidad de la intrusión era para recopilar información sobre la fabricación de un emisor láser poderlo manipular y usarlo para enviar nuestra señal al espacio y lo que hemos encontrado es que desde hace más de 10 años no existe ninguna investigación de búsqueda de vida extraterrestre, cualquier indicio de supuesta vida es borrado y eliminado de los canales oficiales de segundo nivel, así mismo con cualquier búsqueda de planetas extrasolares donde sea posible la vida exterior.

Vistas estas expectativas nuestros compañeros se preguntaron el porque de esas decisiones, hasta que encontraron un documento con las siglas W-CHI, un documento donde apunta a la posible existencia de vida extraterrestre en un planeta situado cerca de Chi Sagitario, el mismo lugar de donde llegó la señal en 1977 llamada la señal Wow. 

Durante varios años se recibieron varias señales hasta ese momento desconocidas pero a causa de presiones de instituciones religiosas, el Gobierno canceló cualquier investigación al respecto.

Con todos estos nuevos datos no sólo hemos conseguido los manuales para poder fabricar el emisor sino que además sabemos donde debemos de apuntarlo. Solo esperamos que sus habitantes sean lo suficientemente inteligentes como para poder descifrar toda la información.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Haciendo el sueco © 2017