Recuperando la Libertad en Internet

En un mundo donde una alarma puede dejar de funcionar porque el fabricante cierra su servicio, una tienda virtual puede dejar de vender porque la red social cambia su algoritmo, y un podcast puede desaparecer sin explicación de la plataforma que lo alojaba, hay un denominador común: la dependencia de servicios de terceros.

En las últimas décadas, hemos visto cómo Internet ha pasado de un modelo abierto y libre a uno cada vez más propietario. Por un lado, esta carrera por ofrecer un «mejor servicio» ha traído innovación gracias a la competencia. Pero, por otro lado, como creadores, hemos perdido nuestra libertad y olvidado que estas plataformas existen para obtener beneficios económicos de sus inversiones. No son ONG; se deben a sus inversores y no dudan en cerrar servicios si los resultados financieros no cumplen sus expectativas. Google, por ejemplo, tiene una larga lista de servicios cerrados: Google Reader, Google+, Google Wave, Google Buzz, y más recientemente Google Podcasts.

Seguramente has escuchado la frase «si es gratis, tú eres el producto». Yo añadiría: «si es gratis o te pagan, tú eres el producto. Si tú pagas, ellos son el producto».

Por eso, estamos viendo un creciente interés en controlar nosotros mismos las plataformas de distribución de contenido. El Fediverso es un conjunto de servidores interconectados que permite la descentralización, haciendo que cada servidor o nodo sea independiente y administrado por diferentes personas o grupos. Usando protocolos estándares, ofrece más diversidad, autonomía y resistencia a caídas o censura, volviendo así a la filosofía original de Internet.

Las plataformas propietarias vienen y van, pero las iniciativas independientes, ajenas al mercado y cuya principal filosofía es generar comunidad y compartir conocimiento, son las que perdurarán en el tiempo y superarán cualquier adversidad.

¿Qué es el Fediverso?

El Fediverso (una combinación de «federado» y «universo») es un ecosistema de servidores interconectados utilizados para redes sociales, blogs, y otros servicios web. Cada servidor opera de manera independiente, pero puede comunicarse con otros servidores dentro del Fediverso a través de protocolos comunes como ActivityPub. Esta descentralización proporciona mayor control a los usuarios sobre sus datos y experiencias en línea.

Ejemplos de Software en el Fediverso

  • Mastodon: Una plataforma de microblogging similar a Twitter.
  • Castopod: Una plataforma de alojamiento y gestión de podcasts.
  • PeerTube: Una plataforma de alojamiento y streaming de videos.
  • PixelFed: Una plataforma para compartir fotos, similar a Instagram.
  • Friendica: Una red social que permite la interacción con otras redes sociales del Fediverso.

Sé Parte del Fediverso

Si quieres, puedes ser parte del Fediverso creando tu propio servidor en casa. Es gratis y no dependes de nadie, solo de tu propia conexión a internet. Aunque no es tan fácil como recibirlo todo hecho, la experiencia de crear tu propio nodo es inestimable. Tener en tu casa un trozo de internet es volver a los orígenes.

Yo mismo lo estoy haciendo, nada es imposible, siendo un reto personal que mantiene mi mente activa, aprendiendo y aportando a la comunidad.

Conclusión

La dependencia de servicios de terceros ha demostrado ser una espada de doble filo. Mientras que ha impulsado la innovación, también ha limitado nuestra libertad y control sobre nuestras propias creaciones. El Fediverso representa un retorno a la filosofía original de Internet: una red abierta, libre y descentralizada. A medida que más personas y comunidades adopten este modelo, podremos recuperar la autonomía y asegurar que nuestras plataformas de distribución de contenido sean resilientes y verdaderamente nuestras.

Comparte en:

4 Comments Recuperando la Libertad en Internet

  1. Juan

    Dani, te te ha olvidado explicar cómo es posible que estas cosas del fediverso existan: gracias al open source.

    ¿Cómo es posible? ¿Quién paga?

    Reply
    1. Dani

      Cierto! Ya le dedicaré un artículo al respecto, porque tengo cosas a aportar también. Gracias por el apunte. Saludos desde Estocolmo

      Reply
  2. Pingback: ¿Y buscar por alternativas un poco más libres? | No oficial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.