La lógica sueca al Covid19

Ayer estuve revisitando la película de Steven Soderbergh “Contagion” y la disfruté como nunca, ya en su día me pareció muy interesante por su realismo sin demasiadas florituras en la trama, lo único que pecan en algún momento es de cierto optimismo, pero a parte de ese detalle, es una película brillante con un reparto espectacular donde destacaría al elenco femenino.

Tras revisionarla estuve pensando dónde y porque de muchos de los errores acontecidos durante esta pandemia. Partiendo de que supuestamente China escondió datos sobre este coronavirus, ¿qué podía salir mal?, todo.

Lo básico y primordial que se ha fallado ha sido en la comunicación inicial y en subestimar su peligro. Si ya en diciembre se hubiera alertado a la población y se hubieran tomado medidas de contención el panorama hubiera cambiado muchísimo, ahí fallamos todos, unos escondiendo la realidad y otros por confiarnos demasiado.

¿Qué ha pasado en Suecia?

Suecia decidió desde el primer momento no cerrar el país, optando por el distanciamiento social como la medida más efectiva para parar el contagio, pero vayamos a buscar el motivo de esta decisión.

Para poder hacer una previsión de una pandemia debes de conocer los tiempos de cada fase para poderte anticipar y tomar medidas: infección, incubación y desenlace. Se sabe que durante la incubación y sin síntomas una persona puede contagiar a los demás, este proceso es medianamente corto, 2 semanas, cuanto más largo es ese tiempo, más difícil es poder estimar la magnitud de un pandemia en sus inicios. Luego está el papel de los asintomáticos que es muy alto. Con todos estos datos se hace casi imposible hacer una estimación de cuánta gente puede estar infectada, así que el único valor es conocer las muertes por coronavirus, pero aquí entramos en un debate: ¿qué se contabiliza? está claro que tener alguna otra dolencia acelera el peor de los desenlaces pero creo que en muchos casos será difícil decidir qué fue la causa principal de algunas muertes.

Con todos estos datos el estamento que se encarga de supervisar y hacer las recomendaciones para esta pandemia en Suecia es el Folkhalsomyndigheten, me imagino que para llegar a sus conclusiones tuvieron en cuenta que erradicar esta pandemia era misión imposible porque por mucho que paralices a tu población, habrá otros países que no lo consigan ya sea porque el gobierno no tiene los recursos para hacerlo o porque el sistema sanitario no sea universal, así que sólo falta que un turista regrese de uno de estos países para que de nuevo vuelva a reactivarse el brote.

¿Solución? no cerramos pero hacemos hincapié en el distanciamiento social protegiendo a la población más vulnerable y pensando que el sistema sanitario podrá soportar el stress causado. Pero ¿qué ha pasado realmente?

Por una parte no se notificaron a su debido tiempo las medidas en los lugares más vulnerables, es decir, la residencias de ancianos, es por eso que el 90% de las muertes son de personas mayores de 70 años, debido principalmente a la poca preparación de sus cuidadores (trabajadores por horas con poca formación ante estos sucesos, los cuales van a trabajar a pesar de que algunos están enfermos).

Por otra parte en numerosas regiones suecas los colectivos inmigrantes fueron ignorados y no se les notificó la nueva situación en la cual era de vital importancia el distanciamiento social. Como esto no existió, la gente siguió con su vida, celebrando cumpleaños, reuniones familiares y de aquí viene porque la tasa de mortalidad en zonas con una alta inmigración es tan elevada. Con esto no digo que los suecos fueran los únicos que siguieron las advertencias, porque muchos no lo hicieron, siguieron como si esto no pasara.

Otro de los errores de cálculo han sido los asintomáticos, que en un principio creyeron que con el distanciamiento social sería suficiente pero no, mucha gente ha seguido reuniéndsose, llenando bares y restaurantes.

El valor en el cual se podrían basar sería con el número de muertes, pero tampoco pueden ya que se pueden tardar dos semanas en contabilizar los fallecidos de un día y eso hace imposible hacer una estimación veraz de la situación de la pandemia.

Si Folkhalsomyndigheten no puede saber cuánta gente tiene el COVID19 y tarda dos semanas en saber el número de muertes de un día ¿cómo pueden anticiparse? no pueden hacerlo, es imposible. Sólo les queda que la gente siga sus pautas de distanciamiento social y en la higiene personal para que con el tiempo se logre una inmunidad de grupo, pero ¿qué pasa cuando sólo un 6% de los que han contraído el COVID19 tienen los anticuerpos? pues que se hace imposible tener esta inmunidad de grupo a corto tiempo.

Todas estas faltas de previsión han llevado a Suecia a que triplique el número de muertes por millón que Dinamarca a pesar de que tenga mucha menos masificación (Habitantes por Km2 Suecia 23, Dinamarca 135).

Se habla mucho de que tarde o temprano todos los países tendrán más o menos el mismo nivel de muertes por millón, pero ¿es necesario que toda la gente muera de golpe? ¿no sería mejor que la gente viviera todo el tiempo máximo posible?, si sabes que vas a morir de Covid19, ¿cuándo lo quieres hacer? ¿en dos semanas o en dos meses?. Por eso, decir que tarde o temprano las tasas serán las mismas es una demostración de lo poco que le importa a la gente la vida de los demás.

En Suecia a pesar de las buenas intenciones se han cometido errores muy graves ya sea por omisión o desconocimiento y espero que sean investigados. No me sirve culpar a la sociedad en general cuando el gobierno tiene la responsabilidad del bienestar de su población, no pueden decir “es que no me han hecho caso” porque por la misma regla de tres la gente no cerraría su casa con llave porque todo el mundo sabe que robar está mal, pero a pesar de eso, hay gente que roba.

¿Y España?

España cuenta desgraciadamente con una de las tasas más altas de muertes por millón del mundo, pero ¿por qué?.

Hay muchos factores que entran en juego a parte de lo comentario anteriormente (poca información y creer que era cómo un resfriado).

Por una parte tenemos que el distanciamiento social en países Mediterráneos es inferior a los países nórdicos, el buen clima además acompaña a salir con amigos y familiares, luego la masificación de las grandes ciudades, el poco espacio en lugares públicos, masificación de transporte público, etc, etc. Si a todo esto le sumamos acontecimientos multitudinarios ya tenemos la combinación perfecta para la rápida dispersión del virus.

Se ha criticado muchísimo la concentración del 8M, pero no fue la única, además muchas de estas críticas han venido a toro pasado, incluso de formaciones que durante esos días le restaban importancia al COVID19, por eso me parecen que estas críticas son más bien propaganda que otra cosa.

¿Y ahora qué?

Con todo lo acontecido hasta ahora sólo nos queda esperar una vacuna y que además sea eficaz no sólo para este brote sino para los futuros que pueda haber porque está visto que la inmunidad de rebaño es casi inapreciable.

Habrá que seguir tomando medidas de prevención: mascarillas y guantes donde sea necesario e higiene constante. Por otra parte evitar contactos físicos no esenciales y priorizar el trabajo a distancia siempre que sea posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.