Se generoso con el creador (no estoy hablando de religión)

Aunque el título de este post podría hacernos pensar que estoy hablando de algo místico o incluso religioso, no voy por ahí, estoy hablando del generador de contenido, del creador de posts como este, podcasts, videos, literatura y cualquier cosa que uno pueda crear con su imaginación o inventiva y cómo receptores de esta creatividad o “disfrutadores” podemos interactuar con ella.

Una de las mayores ilusiones que tenemos cómo creadores es ver cómo nuestra obra que nació de una idea en nuestra cabeza se transforma en algo tangible, en un documento de texto, en un archivo de audio, de vídeo o en un libro publicado, luego con más o menor medida queremos que nuestros hijos (o creaciones) salgan al exterior, se compartan y la gente los pueda disfrutar, algunas veces veremos remunerada esa creación y otras veces no, pero en este último caso es cuando el feedback o el retorno de los que acceden a nuestra obra se convierte en algo importante.

Por otra parte existe una mala costumbre de exigir contenido que en muchas ocasiones se disfruta de forma gratuita y que si no es del agrado de estas personas les falta tiempo para dejar malas críticas, insultos y descalificaciones, cómo si el hecho de crear algo debe de ser para el disfrute y el agrado para ellos, sin tener en cuenta que cuando creamos algo principalmente lo hacemos para nuestro disfrute personal, no buscamos agradar al 100% de la humanidad porque eso es imposible, pero al menos encontrar a gente que sí lo haga y disfrute la experiencia de la misma manera que nosotros lo hemos disfrutando durante su creación.

Estando en un mundo donde cada vez vivimos más pendientes de cálculos matemáticos imposibles de comprender para la distribución de una obra, se hace más necesario que nunca que los receptores de nuestras obras compartan, le den al “like” o al corazón para así hacerle saber al algoritmo de turno que la mención es de nuestro interés.

Es por eso que no me cansaré de pedir que si algo te gusta que lo compartas y lo recomiendes, no solo estoy hablando de todas las cosas que hago yo sino en general ya que es la única manera que tenemos como consumidores el mostrar nuestro respeto y agradecimiento a los creadores, no nos cuesta nada y lo que damos a cambio es enormemente agradecido.

Y si a parte de eso existen formas para involucrarte aún más ya sea comprando camisetas, invitando a “cafes” virtuales, suscripciones por Patreon o compartiendo los tokens que te dan navegadores como Brave y crees que el contenido merece la pena, hazlo, yo lo estoy haciendo, colaboro en varios podcasts de forma recurrente, comparto tokens a otros creadores, porque aunque el esfuerzo sea pequeño y con la suma de varios, podemos motivar a su creador a que nos siga enriqueciendo nuestro día a día con sus cápsulas de creatividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.