Relato corto: Wifi gratis

Eran pocas las veces que la familia se reunía para hacer alguna actividad en común, e ir a visitar a la abuela era una de ellas.

Marcos, el padre de familia, iba conduciendo como siempre. Olga, su mujer, iba sentada en el asiento del copiloto, también como siempre cuando hacían actividades familiares. Detrás estaban Daniel y Sandra, los hijos de la pareja, de 5 y 15 años respectivamente.

La estampa no podía ser más típica de una salida familiar sacada de una película de mediodía americana.

– Mamá, ¿falta mucho? – preguntó Daniel.
– Aún falta un poquito – respondió Marcos.
– ¡Tengo que hacer pipí!

Olga se giró para mirar a su hijo.

– Cariño, ¿puedes aguantar un poquito más? – preguntó su madre con una cálida sonrisa.
– No mamá. – Respondió Daniel apretando fuertemente su entrepierna con su puño.

Olga suspiró.

– Será mejor que paremos pronto. – dijo Olga mientras miraba el mapa en su teléfono.
– Hay una área de servicio a unos kilómetros de aquí.
– Sí, la estoy viendo, pero creo que no llegaremos a tiempo. – dijo Olga. Dejó su teléfono en el hueco central del coche junto al teléfono de su marido. – Hay una salida de servicio – dijo señalando una salida situada a unos 300 metros, donde un camino transitaba en paralelo a la autovía.
– Ahí no hay nada. Será mejor ir al área de servicio.
– No llegamos a tiempo, sal aquí. – Olga se giró hacia su hijo. – Ahora paramos, un minuto cariño.

El coche salió de la autovía. El camino de servicio transcurría unos 500 metros de forma paralela. A mitad de camino había un edificio de una sola planta pintado de un gris oscuro con unas letras luminosas que sobresalían por la parte superior con una tipografía inglesa y la palabra “Heaven”.

Mientras el coche se acercaba, se podía ver que las ventanas estaban pintadas de negro y unos 5 coches estaban aparcados en el lateral del edificio de tal forma que desde la autovía no se podían ver.

Sandra dejó de jugar con su teléfono al notar que el coche reducía la marcha.

– ¿Ya hemos llegado? – Preguntó mirando a su alrededor.
– Aún no. Tu hermano tiene que ir al baño. – dijo su madre. – Estaciona un poco más adelante. – señaló a su marido.

El camino de servicio estaba en bastante mal estado y Marcos tuvo que casi detener el coche para sortear un agujero situado al lado de la entrada del edificio. En ese momento, Olga, Dani y Sandra observaron detenidamente su entrada. La puerta estaba pintada de negro y a un lado había un letrero donde se podía leer: “Reservado el derecho de admisión. Wifi gratis, pregunte por la contraseña”.

– Mamá, ¿eso es un…? – Preguntó Sandra.
– Sí, lo es. – respondió su madre antes de que terminara de hacer la pregunta.

Sandra apartó a su hermano de la ventana y con su teléfono le hizo una foto al edificio. Mientras el coche se dirigía a una pequeña explanada detrás del edificio, rodeada por un puñado de árboles, la hija mayor escribía una entrada con la foto adjunta que había tomado.

El coche aparcó.

– Ya voy yo. – dijo Marcos mientras se desabrochaba el cinturón de seguridad. Olga asintió.

Salió del coche y abriendo la puerta trasera derecha, cogió a su hijo en brazos y se dirigió hacia los árboles para que su hijo hiciera sus necesidades.

Sandra terminó de escribir su entrada y pulsó el botón de enviar, pero a los pocos segundos le salió una advertencia diciendo que no había sido posible publicarla debido a que no había conexión a internet.

– Mamá, ¿tienes internet? – preguntó Sandra mientras seguía pulsando el botón.

Olga cogió su teléfono. – No, hija, no hay internet.

Mientras ella miraba cómo su marido ayudaba a su hijo, dejó de nuevo su teléfono al lado del teléfono de su marido. En ese momento sonó una advertencia de haber recibido un correo electrónico. Olga y Sandra se miraron sorprendidas.

Olga cogió de nuevo su teléfono, miró su pantalla y, aparte de no haber ninguna advertencia, seguía marcando sin cobertura. Dejó su teléfono encima de su pierna y cogió el teléfono de su marido. Miró la pantalla y vio que tenía un aviso de un correo electrónico recién recibido con la señal wifi activada.


¿Te ha gustado? si es así, coméntalo o compártelo. La mejor forma de agradecer esta lectura gratuita. Gracias.

Comparte en:

Viajando al Futuro Marítimo: Abordo del Primer Barco Autónomo del Mundo en Estocolmo

NAVEGA A 360º: https://www.youtube.com/watch?v=d1svXkdBVAE

Zeam es el operador de la primera transbordadora de pasajeros autónoma comercial del mundo. Su misión es conectar los distritos de Kungsholmen y Södermalm en Estocolmo, permitiendo a las personas transportarse rápidamente, cómodamente y de manera respetuosa con el medio ambiente. Desde el 12 de junio, el ferry está abierto al público.

La transbordadora es eléctrica y completamente libre de emisiones, ya que se carga principalmente a través de paneles solares en el techo. Ofrece un servicio frecuente, con salidas cada 20 minutos desde ambos lados del viaje. Las horas de operación varían según el día de la semana, y se espera aumentar la frecuencia de salidas hasta cuatro por hora en cada dirección.

El viaje en el ferry autónomo es una experiencia relajante, ya que se desplaza silenciosamente por Riddarfjärden, alejándose del ruido de la ciudad. Además, el ferry cuenta con una operadora de seguridad a bordo, lo que garantiza un control seguro y confiable, a pesar de ser autónomo.

Zeam tiene como objetivo crear un concepto de movilidad ambiental y económicamente sostenible en entornos urbanos, permitiendo una mayor fluidez en la vida urbana. El desarrollo de esta tecnología autónoma se realizó en colaboración con Zeabuz, una empresa líder en tecnología autónoma para el sector marítimo.

La historia de Zeam comenzó en la Norwegian University of Science and Technology (NTNU) en Trondheim, donde se desarrolló el primer prototipo llamado MilliAmpere en 2017. Posteriormente, Zeabuz fue fundada en 2019 para seguir desarrollando y comercializando la tecnología autónoma. Con el tiempo, Zeabuz se asoció con Torghatten, una compañía naviera noruega, para avanzar en el proyecto. La marca Zeam fue creada por Torghatten para representar este nuevo concepto de movilidad con transbordadores autónomos y eléctricos en entornos urbanos.

Zeam es un avance significativo hacia una movilidad urbana más sostenible y eficiente, aprovechando la energía limpia y la tecnología autónoma para conectar comunidades separadas por el agua en ciudades.

Más información: https://zeam.se/

Comparte en:

De Final Cut Pro a DaVinci Resolve: Mi viaje hacia una nueva experiencia de edición

En este emocionante video, quiero compartir con ustedes mi historia de por qué decidí hacer el cambio de Final Cut Pro a DaVinci Resolve. Durante años, he sido un apasionado editor de videos y he utilizado Final Cut Pro como mi principal herramienta de edición. Sin embargo, recientemente me encontré con DaVinci Resolve y quedé impresionado por su potencial y versatilidad.

Comparte en:

Paseando con Rico por Estocolmo

Iniciamos una nueva categoría en YouTube llamada «Viaja con Rico», en esta nueva lista de reproducción encontrarás vídeos donde Rico viaja con nosotros, vídeos relajados, con música de fondo para disfrutar.

El video que estrena la categoría lo hacemos en Estocolmo, paseando junto al lago Mälaren, donde podremos ver al Ayuntamiento de Estocolmo.

Comparte en:

Multa de 1 millón de € por usar Google Analytics

La agencia sueca de protección de datos Integritetsskyddsmyndigheten (IMY), que se dedica a proteger la privacidad en línea, ha estado investigando y ha descubierto que hay cuatro empresas que deberían considerar seriamente dejar de utilizar Google Analytics en sus sitios web. ¿Te preguntas por qué? Bueno, te lo explicamos.

Google Analytics es una herramienta popular utilizada por muchas compañías para rastrear y analizar datos sobre sus visitantes en línea. Proporciona información valiosa sobre el comportamiento de los usuarios, como qué páginas visitan, cuánto tiempo pasan en el sitio y desde qué ubicación geográfica acceden.

Sin embargo, IMY ha destacado algunas preocupaciones importantes sobre el uso de Google Analytics en términos de privacidad y protección de datos. Según su investigación, hay cuatro empresas en particular que están violando la legislación vigente en materia de privacidad y recopilación de datos personales.

Estas compañías son CDON, Coop, Dagens Industri y Tele2 y mediante Google Analytics han estado recopilando información personal sensible de los visitantes de sus sitios web sin su consentimiento explícito. Esto incluye datos como direcciones IP, ubicación geográfica precisa e incluso información de identificación personal. IMY afirma que estas prácticas violan las leyes de protección de datos y ponen en riesgo la privacidad de los usuarios.

IMY ha impuesto una multa administrativa de 12 millones de coronas suecas (1 millón de euro) a Tele2 y 300,000 coronas suecas (25.000€) a CDON por no haber tomado medidas de protección tan exhaustivas como Coop y Dagens Industri. Tele2 ha dejado de utilizar la herramienta estadística recientemente por iniciativa propia.

La recomendación de IMY es que estas empresas busquen alternativas a Google Analytics que sean más respetuosas con la privacidad de los usuarios. Hay varias herramientas disponibles en el mercado que ofrecen análisis de tráfico web sin comprometer la privacidad de los visitantes.

Es importante recordar que la privacidad en línea es un tema cada vez más importante y que las empresas deben cumplir con las regulaciones y leyes vigentes para proteger los datos de los usuarios. A medida que aumenta la conciencia sobre la privacidad y la protección de datos, es probable que veamos más casos como este en el futuro, donde las empresas que no cumplan con los estándares de privacidad sean señaladas y llamadas a tomar medidas.

Como dato adicional IMY es cliente de Quickchannel, la empresa donde trabajo, donde yo personalmente he dirigido varias de sus producciones.

En resumen, IMY ha señalado que cuatro compañías están infringiendo las leyes de privacidad al utilizar Google Analytics. Estas empresas deben considerar seriamente buscar alternativas más respetuosas con la privacidad. Como usuarios, también debemos estar conscientes de nuestras propias prácticas en línea y buscar proteger nuestra privacidad tanto como sea posible.

Fuente: https://www.imy.se/nyheter/fyra-bolag-maste-sluta-anvanda-google-analytics/

Comparte en:

Unos días en Orust 2023 – Fotogalería

Comparte en:

Tarde con Rico y caballos

Comparte en: